Resumil.com

La tasa diaria de interes.

En la actualidad las tasas financieras se aplican generalmente en anualidades o mensualidades. Lo que origina un verdadero embrollo; ya que los meses no son todos iguales. Esto lleva a utilizar una serie de aproximaciones o tomar un año de 360 días, de 12 meses de 30 días; pero ¿Qué pasa si tomos la tasa en forma diaria?

La "tasa de interés", se define con dos conceptos; uno es la proporción, donde se indica que porcentaje del capital, será el interés, el otro es una expresión temporal, que nos indica el tiempo que debe transcurrir para que el interés exista.

Cuando el tiempo ha transcurrido, el capital, debe recibir el interés pactado. Si esto no ocurriese, el capital será ahora el capital inicial, mas el interés correspondiente al periodo vencido, y hasta tanto el pago no se produzca, el ciclo deberá repetirse, y el capital inicial de cada periodo, será distinto al capital inicial del periodo anterior.

Si un pago se efectúa en una fecha distinta a la del fin del ciclo, debe recurrirse a aproximaciones para determinar su valor. La forma de evitar pagos fuera de la fecha de cierre, es que el periodo cierre díariamente, con lo cual todos los días cierra un periodo. Para lograrlo la tasa debe ser diaria, y esto permitirá determinar el valor exacto del interés, en cualquier momento.

El mismo criterio puede aplicarse a cualquier cálculo que implique intereses, lo que nos permite decir que la tasa diaria sobre saldos, (tasa efectiva diaria), dará la solución exacta a cualquier problema financiero.

"Cuando tienes algo en la cabeza tiene que salir, hazlo, equivócate, pruébalo…"
Enric Rovira
© Resumil.com